LOS MÁS LEÍDOS

7 dic. 2011

El Conde de Montecristo

La novela más conocida de Alexandre Dumas es, sin duda, El Conde de Montecristo. Y más famosa es que, por ejemplo, Los tres mosqueteros. Quizás, sencillamente, porque es mejor. 
Pero la fama y el gran número de lectores que tiene la novela no radican precisamente en que sea una magistral obra digna de perderse uno con ella en una isla desierta. Por allí no va la cosa.  El Conde de Montecristo gusta por lo que es, no como obra literaria, sino como historia. 
Edmond Dantés, el protagonista, es un joven marsellés veinteañero que tiene la buena suerte de poseer una inteligencia por encima del promedio, un corazón noble y una novia guapa. Bastante para que los envidiosos puedan soportar. A pesar de ser pobre, y de tener que ocuparse de su anciano y enfermo padre, hay quienes odian a Dantés por tener lo muy poco que tiene.
En los días de la primera caída de Napoleón, una malintencionada mentira basta para desgraciarle la vida a alguien. Y Dantés, un hombre bueno e inocente que piensa que todos aquéllos que lo rodean son sus amigos, no la ve venir. Sus “amigos” lo acusan de ser un bonapartista, y el ingenuo joven va a terminar en un miserable calabozo del Castillo de If. Grita, suplica, llora e intenta suicidarse, pero la puerta no se abre. 
Hasta allí la historia quizás no guste mucho. No por lo menos a todo el que piensa que la vida debe de ser justa. Pero por fortuna para Dantés y para los lectores, lo que sí se abre es el piso. Y de allí sale un culto y políglota anciano que, por si eso de atrás fuera poco, también sabe dónde está oculto un incuantificable tesoro. 
Y, después de casi haber perdido la razón, trece años después de haber llegado al calabozo, sale de la prisión -o más bien se escapa-, el que será con el tiempo el magistral conde de Montecristo, un hombre tan rico, tan sabio y tan políglota que hasta los personajes más importantes de París llegan a sentirse pequeños a su lado. 
La importancia de la novela no radica en su valor literario, sino en que Dantés viene a ser el hombre que todos aquéllos que son victimas de una injusticia quisieran llegar a ser. 
A la cárcel llega un joven pobre y poco cultivado, y sale de ella todo un señor que logra hacer creer a sus enemigos que el infeliz Dantés ha muerto y que él es para ellos un poderoso amigo al que tuvieron la fortuna de conocer.
Una vez que tiene en sus manos a los culpables de su desgracia, el Conde empieza a aplastarlos sin que ellos puedan hacer el menor movimiento para defenderse. Así es como Dantés representa al héroe que casi salió de la tumba para ir a hacer justicia no cazando a sus enemigos para apuñalarlos escondido en la noche, sino con un descomunal poder que le permite jugar a placer con ellos.
Después de Dumas muchos han escrito historias muy similares a la de Dantés, que retratan a pobres infelices a quienes la sociedad trata muy mal y después de que los usa para fregar el piso, ellos vuelven irreconocibles para ajustar cuentas con sus propias reglas. 
La historia de Edmond Dantés tal vez no sea una de las mejores novelas de todos los tiempos -aunque para todos hay gustos-, pero sí es quizás una de las mejores venganzas de la literatura. Y allí es donde radica su éxito.

5 comentarios:

  1. He leído sobre unas siete obras de Dumas y El conde de Montecristo es la que más me ha gustado.
    Es cierto que Los tres mosqueteros es su obra más famosa pero creo que esto se debe a que es un libro de aventuras e intrigas palaciegas. Mi opinión es que este tipo de género es más cercano a la gente por ser más ligero de leer.
    Lo que me mantuvo pegada al libro hasta terminarlo es lo que tu señalas. Como un hombre inculto y de baja extracción social encerrado por celos y enviada consigue vengarse en el mismo terreno en el que se desenvuelven los hombres que lo traicionaron.
    También me gusto que Dantés no se dedicó a dar caza por la noche a sus enemigos como si fuera un ninja. Sino que utilizó su inteligencia y conocimientos y tuvo la paciencia necesaria para darles donde más les dolía. Seguro que en su caso preferían haber muerto que lo que les hizo.

    ResponderEliminar
  2. A mí también me gustó por la magistral venganza, que nada le costaba a Dumas -si es que él escribió el libro- hacer que Dantés acuchillara a cada uno de sus enemigos por la noche y mantener la obra con cierto interés.

    ResponderEliminar
  3. No voy a enfrascarme en batallas inútiles contigo, puesto que --a fin de cuentas-- tu opinión del libro es buena y la mía también. Sin embargo, no veo el punto de una reseña como esta, que no hace un juicio de valor informado sino que relata, inerte, inane, lo que muchos ya sabemos. Hacer una pequeña sinopsis es útil al reseñar, lo sé de primera mano, pero el que cubra 70% de tu texto, quitándole toda prioridad a tu voz crítica, es inexcusable. Ahora, tu opinión del libro es muy tuya, pero creo que debo hacerte ver lo superficial que parece. No entiendo tu vara para medir algo como "obra literaria". Dices que no es una buena "obra literaria" pero sí una buena historia. Olvidas por completo la corriente temporal a la cual pertenecía Dumas, que ensalzaba las historias sobre el exceso de ornato en forma. Y aun así, el escritor invoca pasajes estéticos inolvidables como la caída de Dantés al mar del castillo de If. El problema es que lo hace sutilmente, en oraciones simples y lenguaje llano.
    Te invitaría a hacer un estudio un tanto más comprensivo de las obras que criticas, situándolas en contexto, no sólo leyéndolas aisladas y juzgando con una vara anacrónica. Y lo que es más importante, deberías dejar de ceder tanto espacio de tus reseñas al resumen, ya que las vuelve inertes, estériles y --francamente-- de utilidad muy limitada a menos de que seas un neófito total en la lectura. Me he dado cuenta de que muchas de tus opiniones literarias me contradicen. Esto no me importa, al contrario, enriquece; pero dame ejemplos, dame argumentos, dame una opinión desarrollada e informada, y quizá entonces pueda leerte con un poco más de interés.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excelente lo que decís. Gracias por expresar lo que muchos pensamos al leer esta suerte de "opinión" del libro. Ciertamente es un muy pobre comentario. Critica sin dar fundamentos una obra tan rica. Quizá detras de esta "opinión" se esconda la envidia y la vanidad de un sujeto que solo puede hacerse notar criticando el trabajo que hacen otros.

      Eliminar
  4. Buen día, espero se encuentre bien.
    Le escribo porque me gustó muchísimo su reseña de El Conde de Montecristo para incluirla en un proyecto de una app que ofrece la compra o descarga de libros a través de recomendaciones. ¿Nos permitiría incluirla bajo su autoría? Por favor, escríbame a isabel.fernandez@educatablet.com y podemos conversar más al respecto

    ResponderEliminar